donde están los libros
San Juan de Dios, 20 y Gran Capitán, s/n
Unete a nosotros

Boletín de Novedades

Suscríbete a nuestras novedades



TIENE EN SU CESTA DE LA COMPRA

0 artículos

en total 0,00 €

Noticias

02 / 11 / 2016

Fallece el profesor Juan Carlos Rodríguez

Profesores, poetas e intelectuales recuerdan la trascendencia de su obra

Fallece el profesor Juan Carlos Rodríguez

La pérdida de Juan Carlos Rodríguez ha sido un golpe terrible para la intelectualidad. El profesor, cuyo magisterio dejó una profunda huella sobre numerosos autores y pensadores a nivel local y nacional, fue recordado este lunes por la importancia de su papel como 'agitador' cultural y teórico literario.

Especialmente dolorido se encontraba Andrés Soria Olmeda, catedrático de Literatura de la Universidad de Granada y amigo personal de Rodríguez. «Deja un vacío extraordinario», lamentaba. En su opinión, «Juan Carlos Rodríguez era de los pocos profesores que podía presumir de cambiar la vida a muchos de sus alumnos. La gente recuerda sus clases. Ahí se podía comprobar el enorme entusiasmo que tenía por la vida y las nuevas perspectivas con que enriqueció los estudios literarios».

De sus alumnos, Luis García Montero o Álvaro Salvador mostraban sus condolencias por el que fue 'alma mater' de La Otra Sentimentalidad, movimiento al que estaban vinculados en sus inicios como poetas. El primero, al que la noticia del fallecimiento lo alcanzó minutos antes de coger un vuelo a Colombia, lamentó la pérdida de un maestro «irrepetible».

Salvador, por su parte, habló de «una gran pérdida. Fue capaz de innovar en la teoría y la enseñanza de la literatura, con bastante éxito. Por otro lado, desde el punto de vista de la creación, sus obras nos enseñaron el camino a tomar, ya que fue el alma de 'La Otra Sentimentalidad' y de toda la construcción teórica que hay bajo nuestra idea de poesía».

Autores jóvenes como Fernando Valverde o Daniel Rodríguez Moya también tuvieron palabras para el profesor. «El magisterio de Juan Carlos Rodríguez va a perdurar durante mucho tiempo. Nadie ha modificado tanto la manera de pensar y sentir la Literatura en el ámbito de la docencia. Granada y la Poesía española se queda huérfana de un hombre irrepetible, del que posiblemente haya sido el mayor lector de nuestro tiempo», dijo Valverde.

Por su parte, Rodríguez Moya lo definió como «maestro con mayúscula» y recordó como «en la Facultad hacíamos guardia por la noche a la hora de matricularnos para poder elegir el turno en el que impartía asignaturas».

 

Artículo completo en ideal.es

 

 

Volver